Una de las cosas que el Señor se ha complacido en bendecir en Calvary Chapel es su énfasis en un liderazgo de servicio. Esta es la convicción entre sus pastores, de que las iglesias que pastoreamos no existen para servirnos, sino que nosotros somos llamados a servirlas y dar nuestra vida por ellas.

El camino a la grandeza en el Reino de Dios viene siendo siervos.

Jesús enseñó que no debemos ser como los gobernantes de los gentiles que se enseñorean con su poder y autoridad sobre los demás, sino que el camino a la grandeza en el Reino de Dios viene siendo siervos. Él mismo dijo ser nuestro ejemplo en esto: “El Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:25-28).

Los pastores que se consideran demasiado importantes para hacer cualquier cosa necesaria para servir al rebaño que se les ha confiado revelan que han llegado a pensar de sí mismos como superiores que nuestro Señor. Como pastores, no podemos representar a nuestro Señor “Siervo” sin ser siervos nosotros mismos. El orgullo, la aspereza, el sentido de la propia importancia o el espíritu dictatorial son incompatibles con el ejemplo de Jesús.

Hay maravillosas promesas en la Palabra de Dios para aquellos que eligen vivir una vida de liderazgo de servicio, incluyendo I Pedro 5:5, “Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes”.

Damian Kyle, pastor de Calvary Chapel Modesto.

Facebook
Twitter
Etiquetas: , Last modified: 15 de julio de 2022